El rey viaja a los Emiratos Árabes para vender la marca España