Un outlet en Barcelona ofrece 300 puestos de trabajo de vendedor para 100 marcas