Dos españolas de 14 y 19 años, detenidas cuando pretendían unirse a Al Qaeda