El religioso Miguel Pajares, infectado por el ébola, ya está en España