El padre Miguel sigue estable después de recibir el suero experimental