20 subsaharianos permanecieron 16 horas encaramados a la valla