Los vecinos de la Barceloneta se manifiestan en contra del turismo de borrachera del barrio