Antonio, exdirector de una oficina bancaria: "Vivo gracias a la pensión de mi suegra"