Jaime García Legaz y Francisco Nicolás hablaban incluso de mujeres