Comienza la cuenta atrás para la declaración de la Infanta