Iberdrola reduce las inversiones en España