Veinte jóvenes necesitados podrán trabajar con los mejores chefs españoles