El párroco de Caneda asegura que se le ha malinterpretado