Las viviendas de lujo vuelven a precios de 2007