Jorge Javier, rodeado por amigos en su debut como productor teatral en Madrid