El arzobispo de Granada y otros religiosos piden perdón por los abusos sexuales de otros sacerdores