Los curas acusados de abusos en Granada, en libertad