José y Yolanda temen no poder pagar los estudios universitarios de su hija