Así se desinfectó la habitación ocupada por García Viejo