Ashya permanece estable y está más tranquilo con sus padres cerca