Francisco Nicolás y Froilán, ¿amigos?