El número de fallecidos por el terremoto de Nepal podría llegar a los 10.000