La lucha por los indecisos endurece los enfrentamientos entre los candidatos