Los pensionistas hacen campaña electoral