Aplausos, abrazos y un intento de boicot