En Cataluña pierden los independentistas