El pentapartito, única opción de Gobierno