Rajoy almuerza con las máximas autoridades del Estado pero no hablan del futuro político