Las ciudades se blindan por año nuevo