El padre de Jordi Pujol solo le dejó en herencia 80.000 euros