Diez personas han sido detenidas en París por su presunta relación con los atentados