Ana Rosa y su equipo, impactados con el hiperrealismo de los bebés reborn