Umberto, a punto de ser desahuciado