Rodrigo padece síndrome de Sandhoff, una enfermedad que provoca ceguera y trastorno motor y del habla