Pistolas táser, ¿efectivas o peligrosas?