Carmena se compromete a paralizar los desahucios