Jessica, emprendedora, financió su tienda con sus ahorros y ayuda de sus padres