Las familias cambian sus hábitos de consumo para cubrir sus necesidades