Peleas, palizas y excesos de alcohol: así es una noche de patrulla con los Mossos