Aunque los diputados y senadores no trabajen continúan cobrando