Los vecinos de Eva González: sillas y pastelitos para esperar a los novios