Monedero incendia las redes sociales