Si el caso Taula se eleva al Supremo, Barberá estaría obligada a declarar