Los empleados de Funnydent acusan a López Vivar de amenazarles