Venezuela, en estado de extrema necesidad