Desalojan el barrio ibicenco de la droga