Los vecinos condenados aseguran que fueron más de diez los implicados