Raquel Gago: "Todo han sido coincidencias y es muy difícil comprobar la verdad"