Don Juan Carlos, las uvas en Beverly Hills