La policía descubre a una familia viviendo un mes con el cadáver de su hijo en casa